Toda experiencia está vacía sin una historia

Toda experiencia está vacía sin una historia.

España, un lugar de la tierra que me encanta. Las personas que abrieron mi mente – me refiero a mi primera pareja española, Paz y Carlos. Los conocí hace unos años, querían fotoperiodismo documental puro – no fotografía típica de bodas. Querían que el fotógrafo fuera invisible. Que se centrase en las personas. En las personas y en las cosas tal y como son. Recuerdo una pregunta acerca de los detalles: ¿Queréis que dispare detalles? No, más bien céntrate en las personas. Querían ver todas las cosas, toda la gente. Todas las sonrisas, las lágrimas, las emociones. Así que España, enraizada en Paz y Carlos, es para mí el recuerdo del mayor encuentro conmigo mismo. Estar en la boda sin perturbar la vida real y sus emociones. Para capturarla tal como es. Para contar la verdad. Imágenes que quizás no tengan un glamour pulido, sino el sabor de la vida real en su estado puro, transparente. Vuelve al fotoperiodismo tradicional puro. A las raíces de la historia. A la conexión con las cosas que vemos.

Porque las historias deben ser contadas: no son sólo una serie de imágenes. Ahí radica la principal diferencia: la historia es el aroma del día, la conexión con la vida real. La historia es algo real. Sucedió, y estábamos allí. Lo hemos visto. Somos testigos de algo que tiene un valor inestimable, pero el valor sólo se hará real si somos capaces de contar la historia.

Recuerdo que Paz lloró durante la visualización de las imágenes de prueba después de la boda. Más tarde se nos pidió disparar el cumpleaños de Gabina, la mejor amiga de Paz en Madrid. Ése era para mí el mejor premio en el concurso de la vida real.

Así que toca taller sobre las historias reales. Las habilidades necesarias para intentarlo. Encontrarnos con nosotros mismos. El cambio. Abandonar las cosas que nos da miedo dejar atrás.

El hombre cuenta historias desde la edad de hielo. Nosotros los reporteros gráficos usamos las imágenes para sustituir a las palabras. Ésa es la experiencia humana con la narración: las imágenes son palabras. Pero necesitamos sabiduría para elegir las palabras adecuadas, para construir las frases, la historia completa.

Samo y yo queremos compartir nuestra experiencia, la fotografía de la bodas no convencional, entendida como fotoperiodismo documental puro. Los orígenes de ambos se arraigan en el fotoperiodismo de prensa. Los dos somos reporteros gráficos de bodas un poco hardcore por nuestro pensamiento – composición compleja, imágenes de varias capas, anticipación, narración… Todo esto no va en contra de hacer fotos bonitas, sino a favor de contar historias reales con imágenes. Directas, intensas, llenas de vida, frescas y deliciosas. Os vamos a mostrar el camino para captar imágenes que contengan un estilo de vida. Cómo fluir en cualquier condición. Cómo encontrar un tema en cualquier boda.

Así que el objetivo de nuestro taller es encontrarnos con una historia… para contar la mejor historia. Somos como los bardos medievales: de alguna manera, somos la parte de la historia. Veremos cuáles son las reglas y los elementos aleatorios que necesitamos para predecir y lo que es la base, el argumento principal.

Lo que puedes esperar: ejercicios extremos y divertidos, una asignación de tareas y la revisión de la obra resultante. Mucho tiempo intenso de fotografía buscando el argumento de la historia y el pensamiento no lineal. Documentalismo puro y trabajo de fotoperiodismo. Sí: preguntas muy difíciles de hacernos y, a continuación, cosas para repensar, volver a analizarlo todo.

Estate listo para un cambio. Es el tiempo justo y el lugar adecuado para hacerlo: Samo y Martin La Vinyassa Workshop Experience. Nos vemos allí.

PS. A word ‘thank you’ is not enough for translating this long reflection from English. Luis Masyebra – muchas gracias amigo.

WORKSHOP UPDATE!!!!

The date – we will start 2nd of April so please mark the one day more in your calendar.

If I say words – photojournalism during almost every step of history since nearly last 100 years it’s simple for anyone to connect it to Leica. I’m proud to announce the sponsor and partner of this workshop – Leica Camera Poland. As you know Leica M9 and M6 are my main tools.

2 thoughts on “Toda experiencia está vacía sin una historia”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *